Hace calor

Ilustración de Esteban Serrano

 

Los bichos brillan alrededor de la luz

y brillan tus mensajes cuando llegan

cuando llegan

la luz es color naranja, pero no

no la encuentro

porque contesto

sí, contesto

y luego espero

otro

 

Los bichos se exultan con el calor

mi calor. Mi transpiración que ralentiza

la espera

de tu señal, esa luz

como un faro y yo,

estúpida, con metáforas

ridícula. Sigo, acá,

en la espera

 

El sol cae en esta quinta

despacio, cae.

como la gota en mi pecho por ese naranja

que secuestra

sí, secuestra mi tiempo,

mi calma

 

Sos un bicho,

pero en mi cabeza no morís

lentamente. Sino que me torturás

con tu zumbido

que como una droga quiero

cuando ya

ya no la tengo.

 


Este poema lo escribí en un taller de escritura que empecé hace poco con Juli Troielli (¡lo recomiendo!).

El poema tiene el mismo comienzo que uno escrito por la argentina Gabriela Bejerman, llamado “Los bichos brillan volando alrededor de la luz“.

Conociendo a Gabriela


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *