Palabras: ingrávido

ingrav

Google lo define de una manera más simple: “Que no tiene peso”. Esta definición me gusta más.

¿Qué son las cosas en este mundo que no tienen peso? ¿Cuáles son los elementos que pueden ignorar la ley de la gravedad mientras que a todo el resto de nosotros nos ata al piso?

Me topé con la palabra “ingrávida” por primera vez en el blog de Aniko Villalba, “Viajando por ahí“, uno de mis favoritos y que sigo religiosamente desde hace al menos tres años.

La palabra me hace acordar también a uno de mis libros preferidos, La insoportable levedad del ser, donde el autor, Kundera, intenta responder a lo largo de toda su obra la siguiente pregunta: ¿qué es mejor: ser algo leve o algo pesado? ¿Algo sin significado o algo con demasiado significado? Y es una pregunta que yo misma me estuve haciendo regularmente en este último tiempo. Si vivo mis días como si todas las cosas fueran insignificantes, ¿sería más, menos, o igual de feliz a que si los viviera como si todo tuviera una seriedad impregnada?

¿Cuál es el peso de las cosas?

Y la respuesta: a veces somos todos ingrávidos y otras veces, no.

Una de las dos amigas que escriben en este blog. Tengo 24 años, soy argentina y ahora estoy viviendo en Siena, Italia. Leo, escribo, dibujo y saco fotos. Me gusta caminar, hacer reír, tomar cafés y mirar por las ventanas.

2 thoughts on “Palabras: ingrávido

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *