Quizás porque

Arriba del estante dejé las llaves. Me olvidé que ibas a venir a buscarlas. Quizás, porque. Me dijiste que querías lavandas. Yo compré aromatizante de vainilla, de ese que es tan fuerte que te acercás mucho y te dan ganas de vomitar. Quizás, porque Acercate, dale. Animate, dale. No, ese té solo tiene menta y miel, no cianuro. Vos me lastimaste a mí, no voy ...

Leer más