Charlando con Carolina Chavate: ¿qué significa volver a casa después de once meses de viaje?

caro-chavate-mapa

Carolina Chavate renunció a su trabajo y sacó un pasaje “sin tiquete de regreso”. Se fue a ver con qué se encontraba, expectante de lo que tiene para ofrecer la vida. Partió sola y descubrió lugares y personas que, como dice ella, dan cuerda al mundo. Después de once meses de viaje por Asia y Europa, volvió a Medellín, su casa. Yo, y muchos otros, supimos de ella por las redes y seguimos su travesía con anhelo. Pero lo más interesante del recorrido es quizá el que empieza una vez que se vuelve al lugar del que se partió. Por eso quise conversar con ella sobre la vuelta, sobre el encontrarse de nuevo con ese lugar que se dejó vacío por tanto tiempo. ¿Qué significa volver? O mejor aún… ¿qué significa volver cuando el énfasis siempre estuvo en partir?

caro-chavate-casa

Sharon Borgstrom: Volviste a Colombia. Después de once meses de viaje por Asia y por Europa, volviste a tu país. ¿Cómo fue tomar la decisión de regresar a casa?

Caro Chavate: Yo creo que se parte con la idea fija de que en algún momento hay que volver. La incertidumbre no es tanto sobre el cuándo sino sobre quién es la persona que regresa. Porque la única certeza es que el viaje te transforma. Así que la decisión de volver estuvo siempre incluida al irme. Era algo tácito; al principio lo veía lejano pero poco a poco las circunstancias y el cuerpo van dando señales que hay que saber leer. Al final, tomar el avión de vuelta fue el final del regreso. Porque poco a poco ya había comenzado a volver.

Me interesa mucho que significa VOLVER, pero tu experiencia más aún porque me parece – al menos desde afuera – que tu partida no fue solamente eso: una partida, el inicio de un viaje como cualquier otro. Coincidió con otros factores, como el de renunciar a tu trabajo, darte cuenta de que no querías ejercer como abogada y que querías probar la escritura como algo más que un hobbie. Coincidió también con la publicación de un artículo (“Renuncié y no me he muerto de hambre“), post que se hizo viral y que trajo a tu vida miles y miles de ojitos que te empezaron a seguir y que antes no estaban ahí.

¿Qué significa volver cuando durante tanto tiempo lo importante fue irse, ver, descubrir, recorrer, conocer, conocerse? ¿Cómo se conjuga todo eso con volver al lugar de dónde partimos?

¡Uff! Estás dando en el clavo.

¡Por eso me interesa tanto! Todo el proceso de regresar, ¿qué significa? ¿Regresar a dónde? ¿Somos los mismos? ¿No lo somos? Pero todo a su tiempo… por ahora la pregunta anterior. 

La verdad es que irse requiere mucha valentía. Por la soledad, y sobre todo, por la incertidumbre. Pero volver requiere determinación. A veces pienso que quienes no vuelven nunca realmente están huyendo. Vagar es hermoso pero ¿hasta cuándo?  Volver es una liberación, también nosotros con nuestros viajes y nuestra insatisfacción crónica de alejarnos y acumular experiencias tenemos nuestra propia cárcel. Volver es al fin liberarse de esa piel que se dejó en el camino. Y enfrentar nuevos comienzos… que en realidad es lo que me está pareciendo más duro ahora ¿y ahora quién quiero ser?

“Nuestra propia cárcel”. ¿En qué sentido?

Imaginate un perrito que da vueltas y vueltas a un mismo árbol sin saber por qué. A veces viajar sin sentido se convierte en un patrón de conducta que disfraza algo más. Pero un día el perrito descubre por qué da tantos círculos y entonces hace lo que tiene que hacer y ya está. Se libera. Eso no quiere decir que más adelante no encuentre otro árbol, porque creo que otro viaje vendrá.

¡Ojalá venga! Es raro esto de compartir por las redes sociales, pero escuchar historias de alguno que va por ahí también nos transporta. Pero volviendo al tema de antes… ¿Hace cuánto volviste a Medellín?

Tres semanas.

¿Te sentís de vuelta?

No. Tengo ojos nuevos. Todo lo contemplo con mirada viajera. Dispuesta a hablar con gente nueva. Saboreo las cosas distinto. La vida es otra.

Es como si hubiera aprendido a ser viajera, no a estar de viaje como algo temporal. Suena a cliché pero realmente el viaje no acaba nunca como dijo Saramago. La vida misma es el viaje.

¿Qué significa volver?

Volver es liberarse. Uno se va a dejar el peso del equipaje en el camino.

caro-chavate-libreta-y-mapa

Ir, descubrir, ver, conocer, escribir, compartir, son todos verbos. Volver también es un verbo. ¿Es activo? ¿En qué otros verbos se puede desmenuzar el de “volver”?

Extrañar y echar de menos como dicen en España que lo dicen tan bonito. Todos los verbos son activos, siempre tienen un efecto. Me parece.

¿”Efecto” cómo?

Una consecuencia, un nuevo punto de partida. Yo creo que en el fondo todo es un comienzo. Siempre. Incluso el volver. Qué bonito tema elegiste para conversar 🙂

Hace años iba a un taller de teatro y la profesora nos decía que a fin de año teníamos que preparar una obra, una muestra. Que las clases, sin audiencia, no tenían sentido hacerlas porque el ciclo de la actuación se cumplía con la presencia del público. A veces pienso que es lo mismo con los viajes, ¿no? Se cumple el ciclo cuando se vuelve. Aunque no significa que sea fácil. 

Estoy de acuerdo. Justo la última semana que pasé en España leí una frase de David Le Breton que decía: “La tierra es redonda, y si damos la vuelta al mundo, al final acabaremos llegando al punto de partida, listos de nuevo para otro viaje”. Y ese “otro viaje” que él menciona, creo yo, no es necesariamente volver a agarrar la mochila (aunque también) sino, ver el punto de partida con ojos de viajera, con novedad y asombro para más inspiración.

¡Lo leí! Lo compartiste en Instagram y me encantó. Volver como la última etapa de un proceso. Antes decías que “tomar el avión de vuelta fue el final del regreso”, que ya habías empezado a volver desde antes. Pero tu viaje no terminó todavía, ¿o no? Estás planeando crear algo con los once meses que trajiste de vuelta en la mochila, ¿no es cierto?

Sí. Estoy en proceso de encuevamiento, tengo mucho material: fotografías, libretas, recuerdos, emociones e información por procesar… Mi objetivo es terminar de escribir el libro que comencé antes de irme, Elogio a la cotidianidad. No lo comencé con la intención de que fuera un libro de viajes. Y no lo es. Pero el viaje como actitud tiene mucho protagonismo en él. Así que quiero terminar de escribirlo para emprender otra aventura que será publicarlo… autopublicarlo.

caro-chavate-libretas

Cuadernos y más cuadernos: el souvenir después de tanto viaje.

¿Qué actitud sería esa, para vos?

Para mí es prestar atención, estar presente para poder entrar en un estado permanente de aprendizaje o de inspiración porque es algo que me obsesiona. La inspiración para mantener mi creatividad alimentada. En cada cosa que hago, que veo, que escucho. En cada persona ver algo que rete mi capacidad de asombro. Por eso elogio la cotidianidad porque es el escenario donde ocurre la vida misma.

¿Y cómo se mantienen los ojos bien abiertos, el corazón abierto, en el día a día, cuando las cosas cuestan un poco más?

Aceptando. “Está bien estar mal”, dicen por ahí. No hay que rechazar los días en que los ojos y el corazón necesiten cerrarse un poco. Cuando se está viajando, por ejemplo, hay días – muchos días – en los que uno no quiere salir a ver el mundo. Y eso hace parte del viaje: estar quieto, sentirse triste o confundida aunque se esté en el paisaje más alucinante del mundo. No hay que rechazar esas cosas. Las emociones son mensajeras.

Quiero poner énfasis en eso: que si estás triste, estar en el lugar más lindo del mundo no va a cambiar nada. Que parte de estar moviéndose es estar quieto también, hacer de otro lugar una casa, de descanso, de fiaca.

Hace un tiempo escribiste en Instagram: “Pero entre más se expanden las ramas más importancia adquieren las raíces”. ¿Qué importancia tienen para vos en este momento las raíces?

Para poder florecer las raíces tiene que estar nutridas y firmes. Si quiero crear y sacar la obra, el tesoro que tengo adentro, tengo que nutrirme desde la raíz. Por eso, decidí volver a mi ciudad natal. Porque necesito sentirme segura de alguna manera y ahora mismo este es el lugar que quiero llamar casa, mi cueva. Para poder tener un espacio donde desplegar mi proceso creativo.

Tierra firme entre tanto movimiento.

Claro que hay unas plantas que tienen raíces móviles. Moving roots. Creo que así funciona el nomadismo en estos tiempos.

Posar las raíces en la tierra o el lugar donde haya energía disponible para vos.

caro-chavate-retrato

caro-chavate-camino

¿Es mucha la diferencia entre la Caro de Medellín de hace un año y la de ahora?

En algunos aspectos. Creo que había cosas de mi personalidad que necesitaba transformar, fortalecer o simplemente dejar ir. El haberme ido, con la actitud que me fui, y el haber conocido ciertos lugares y personas han dejado huella. Siempre estamos en contrucción. Aunque no me hubiera ido seguro sería distinta a la de hace un año. Pero el salir de viaje así, sin un plan ha acentuado en mí algo que antes no sabía muy bien cómo gestionar: la libertad. Ahora estoy convencida de que la libertad es una de mis prioridades y solo la puedo mantener a salvo siendo responsable.

¿Y qué tal fue la experiencia de hacer el viaje con esos miles de ojitos siguiéndote? (Los seguidores.) Un viaje que fue transformador para vos, ¿qué tal fue la experiencia hacerlo y compartirlo por las redes?

Pues es como un iceberg. En realidad solo compartís la superficie. Yo me di cuenta que me gusta compartir más el viaje interno para poder estar presente en el externo. Es lindo compartir. De repente, mucha gente empieza a viajar con vos y te encontrás con gente en el camino o que tu camino se cruza con el de alguien más con quien te seguís en la redes. Eso es una de las cosas más hermosas de estos medios para mí. Así como te conocí a vos que de repente un día coincidimos en una ciudad y nos tomamos un café.

caro-chavate-2

Encuentros en España… A la izquierda, en el medio, con Caro y mi hermana en Barcelona.

Y te encontraste con muchos, ¿no es cierto? ¡Yo me quedé en shock cuando me contaste la cantidad de personas que habías conocido! Pero me parece una idea genial, yo intento no tener vergüenza y contactarme con quienes tengo afinidades. Internet, para conocer gente y conectar, es mágico.

Es que estamos más cerca de lo que imaginamos. La distancia es relativa. Es cuestión de conectar la gente que nos inspira, el universo nos hace y nosotros nos juntamos 🙂

¡Exacto! Y de darse cuenta de que uno está a cargo y que puede mandar el mensaje. Es tan fácil como escribirlo y apretar “Enviar”.

Me alegro mucho de haber podido hablar, Caro, y espero que los proyectos que estés encarando ahora te traigan mucha satisfacción. Estamos a la espera de las noticias del libro pero más que nada me pone contenta saber que estás “encuevando” y luchando/bailando con los caprichos de la inspiración y disfrutando todavía del “proceso” que fue este viaje (que empezó antes del despegue del avión y que está todavía por terminarse).

¡Que no termina!

Todas las fotos de este post fueron tomadas de Caro Chavate.

4 comentarios en “Charlando con Carolina Chavate: ¿qué significa volver a casa después de once meses de viaje?

  • Contestar sexymech 03/10/2016 at 7:30 pm

    Niceeeeee!!! Grandes las 2. Caro y vos Shaps! 🙂

    • Contestar Sharon Borgstrom 04/10/2016 at 5:45 pm

      Gracias Sexymech! Solo estás contenta porque vos también figuraste un poquito…

  • Contestar Gaby Carreira 04/10/2016 at 12:27 pm

    Muy guay/lindo/chévere el post. 🙂

    Muchos hablan de irse, pocos hablan de volver. Volver siempre es más complicado porque uno nunca sabe. Toda la ilusión está orientada a la partida: los preparativos, los mapas, los vuelos, la mochila. La parte de volver siempre se asocia a lo triste, al fin de algo (¿de la ilusión de la aventura?) cuando, en realidad y como dice Caro, es un nuevo comienzo.

    El hogar nunca es el mismo cuando se vuelve de un gran viaje. Y sé también por fin, después de volver tres veces, que volver es parte de irse, parte del gran viaje.

    ¡Muy inspirador todo!

    • Contestar Sharon Borgstrom 04/10/2016 at 5:45 pm

      Volver es parte de irse. 🙂 Gracias Gaby por leer y por el comentario!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *