La crisis antes de la partida

Julia Lillqvist

(Foto de Julia Lillqvist)

Tengo un poco de nervios.

En once días parte mi vuelo desde Buenos Aires a Madrid. Termino de escribir esa oración, la releo, y me quiero matar. No es extraño que me pase esto: arreglar programas, anotarme en viajes, y que no caiga hasta el último momento posible, que es, claramente, una vez que estoy arriba del avión. Recién cuando piso tierra firme después del vuelo, freno y me pregunto, en una situación de ansiedad aguda, QUÉ MIERDA ESTOY HACIENDO (!!!). Es un patrón ya, este tipo de comportamiento. Y me pasa por no sentarme a pensar qué va a ser de mí una vez subida a ese avión.

Ya veré qué hacer en el momento en que tenga que enfrentarlo sí o sí. No me parece mal pensar de esta forma. Si no tengo ni la más remota idea de cómo van a ser estos seis meses,¿para qué preocuparme de antemano? Me preocuparé allá. No tengo ni una mínima certeza de qué me aguarda, excepto que voy a vivir en Sevilla con una amiga. Cualquier situación que imagine desde acá no va a tener una base sólida, entonces es inútil gastar mis energías en imaginar lo inimaginable.

Mis amigos que ya partieron a Europa, a sus respectivas ciudades, desaparecieron como si se los hubiera comido un agujero negro, lo cual me pone un poco nerviosa también. ¡¿POR QUÉ NO ME RESPONDEN MIS MENSAJES?! ¿Están vivos? ¿Por qué no dan señales de vida? #miedo

Mientras tanto, hago un esfuerzo en disfrutar de Buenos Aires, mi ciudad, en un mes donde no estoy acostumbrada a disfrutar de ella. Está tranquila Buenos Aires en el primer mes del año. (Clave hacerse los análisis médicos y demás ahora. El otro día fui y entré al consultorio incluso antes del horario de mi turno. Jamás se escuchó de algo así.) Las personas van y vienen, se intercambian en un baile de viajes: los que llegan, los que se van, los que se fueron… y yo, quieta acá, los disfruto, en lo que termina siendo un juego de presencias y ausencias, de una renovación constante de caras.

Mis hermanas me comentan de vez en cuando: “No puedo creer que ya te vas”. No les doy bola, mejor mirar a otro lado, porque si absorbo lo que me dicen, me quiero matar de nuevo. Los nervios. Alguien que me pase un arma ya. Qué va a ser de mí. Qué va a ser de mí.

 

8 comentarios en “La crisis antes de la partida

  • Contestar La mas mas linda 17/01/2014 at 2:37 am

    Uf!! Drama no te va a faltan nunca Sharpai.. yo mientra,s desde acá (hoy: el cuarto de al lado, pero en 11 días: desde el otro continente!!!) … te leo.

    ENVIDIA MUCHA!!!!!!

    (me encanta ser su primer comment, y se que estás feliz jiji)

  • Contestar Mechi 20/01/2014 at 2:28 pm

    “¿para qué preocuparme de antemano? Me preocuparé allá.” Esta mañana desperté desesperada pero una vez más y como SIEMPRE, tu filosofía de vida me tranquiliza!!

  • Contestar Nombre loret 21/01/2014 at 12:44 pm

    Comentario como diría el gran Serrat “nena que va a ser de ti lejos de casa? , nena que va a ser de tÏ………” jaja enjoyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy

  • Contestar Adel 21/01/2014 at 6:15 pm

    jajajajajjajaa sharaunnnnnnnnnnnnn te imagino la cara atrás de cada palabra y me rio sola. SALUTEEEEEEEEEEEEEEE

  • Contestar Nombre Mica 22/01/2014 at 2:22 am

    Comentario Que buena idea chicas, ya lei todo jaja me re divierte y me encanta el nombre de la página!!! mucha suerte la van a pasar stupendic!

  • Contestar lila 27/01/2014 at 2:35 am

    para te estas llendo a sevilla !Comeborsgtroomntario

  • Contestar cruz barbero 01/10/2015 at 5:54 am

    Ja, ja,… siento lo mismo que tú pero en la dirección opuesta: yo estoy en España y voy a Uruguay y Argentina en un mes y me siento igual de “nerviosa”… ¡son pratrones!

    Espero que tu estancia en Sevilla esté siento fantástica y nutritiva. Si querés pasarte por el centro de España, estoy en Salamanca que es una ciudad preciosa. Estoy aquí hasta noviembre y luego vuelvo a mediados de diciembre. A tu disposición si quieres.

    Un gran abrazo.

    • Contestar Sharon Borgstrom 06/10/2015 at 12:29 am

      Hola Cruz! Gracias por el mensaje. El post es un poco viejo… ya viajé a Sevilla y volví hace un año y me volví con muchísimos recuerdos lindísimos, uno mejor que el otro. Así que voy a posponer la invitación más adelante! Si pasás por Buenos Aires o tenés alguna duda previa al viaje hacémelo saber. Te mando un saludo grande 🙂

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *